domingo, 23 de septiembre de 2007

Almendras dulces (Prunus dulcis / sweet almonds)

Esta especie, muy apreciada por la belleza de sus flores y por su semilla comestible, la almendra, provee uno de los aceites base de uso más difundido y más neutro.

Descripción: Es un árbol caducifolio de la familia de las Rosaceae, de hasta 10 mts. de altura. Sus hojas son puntiagudas ovalado lanceoladas de hasta 12 cm de longitud de contorno dentado. Las flores agrupadas en parejas con de color blanco / rosado, rosadas o raramente blancas. El fruto del almendro posee una forma elipsoidal y es de color verde. Su tamaño es de entre 3 y 6 cm. de longitud y se caracteriza por tener un hueso leñoso con pequeños hoyos en el que se encuentran una o dos almendras sus semillas comestibles, tan conocidas por todos. Según la variedad del almendro, la fruta puede ser dulce o amarga*, el que nos compete aquí es la variedad dulce.

Historia y simbología: Etimología: Prunus, nombre latino del ciruelo silvestre. Dulcis, del latín dulcis-e, dulce, por su fruto comestible. Desde antiguo se ha utilizado para mejorar la apariencia y el estado general de la piel especialmente en casos de sequedad, deshidratación o escamación.

Origen y distribución: Originario del oeste de Asia, El Almendro se cultiva especialmente en California, en el sur de Europa y en lugares cálidos del Mediterráneo.

Extracción: El aceite de almendras dulces se extrae por prensado en frío de sus semillas.
Características: La almendra es rica en nutrientes, proteínas, azúcar, vitaminas y minerales. (Contienen agua, proteínas, grasas, hidratos de carbono y celulosa. Vitaminas B1, B2, PP, C, A, D y E, Calcio, Fósforo, Hierro, Potasio, Sodio, Magnesio, Azufre, Cloro, Manganeso, Cobre y Zinc) .
Altamente nutritivo para la piel, cabello y uñas. Es uno de los aceites esenciales más neutros que existe y no se le conocen contraindicaciones. Aplicado como aceite base o portador al que se le agrega otro aceite esencial, ayuda a que la piel respire, pueda absorber la energía lumínica, regulando la temperatura reduciendo el envejecimiento y otorgando elasticidad. Sus propiedades emolientes son muy apropiadas para el uso cosmético y se caracteriza por ser muy lubricante, siendo ideal para el cuidado de las pieles sensibles y secas. Hidrata la piel y evita la formación de arrugas. Proporciona elasticidad a la piel, dejándola humectada y suave, previniendo la aparición de estrías. También es muy útil en el tratamiento de eczemas y otras irritaciones cutáneas ayudando a aliviar picores e inflamaciones en dermatitis y quemaduras. Adecuado para todo tipo de piel.

*Nota: El aceite de almendras amargas -también se usa con fines terapéuticos- tiene un elevado contenido en un glucósido llamado amigdalina, rico en ácido cianhídrico por lo que resulta muy tóxico y debe dejarse solamente para preparados farmacológicos.

Guía de Soluciones:
    • Masajes: Recomendado como aceite de masaje portador de otros aceites esenciales por sus propiedades emolientes y antinflamatorias. y por su alta capacidad de suavizar la piel sin obstruir los poros.
    • Cabello: Es muy adecuado para reconstruir el cabello seco, quebradizo.
    • Piel de todo el cuerpo: Para uso corporal, extender mediante un masaje circular por todo el cuerpo.
    • Hidratación: Se puede utilizar para un baño hidratante, para aplicar a la piel húmeda posterior a la ducha o directamente sobre la piel seca.
    • Bebés: Indicado para la piel del bebé y en casos de costra láctea.
    • Prevención de estrías
      Productos naturales disponibles con Aceite de Almendras:
        • Aceite Vehicular de Almendras
        • Leche de Almendras
        • Crema para Pies

          2 comentarios:

          majo dijo...

          Encontré esta página por casualidad y meha sido de mucha ayuda, en buen hora!
          me podria explicar por que en las indicaciones de algunos marcas de aceites se recomienda lavar despues de usar?

          Patricia T dijo...

          Hola Majo! me alegro que este blog sea de tu interés y gracias por tu consulta y participación.

          Realmente si un aceite de almendras es puro no debe haber motivo por el cual lavarse después de aplicarlo, ya que el mismo se absorbe perfectamente y la idea es que la piel conserve los principios activos y nutrientes del mismo.

          Un cariño y espero cualquier otro comentario e intercambio.